Elegancia y minimalismo, bienvenidos al estilo Japandi

Por


La palabra Japandi es la combinación de dos palabras «japonés” y “escandinavo”. Allí surge el nombre de esta tendencia mundial que se abre lugar a pasos agigantados y nos invita a vivir nuestros hogares de manera despejada.

Ambos estilos, coinciden en una apreciación serena de la belleza con acento en la funcionalidad  y la tranquilidad de lo cotidiano

 

Subrayando la perfección de lo imperfecto, el japandi invoca al espíritu japonés wabi sabi que rompe las reglas clásicas de la decoración y propone una una filosofía de vida: percibir el mundo con el objetivo de aceptar pacíficamente el ciclo natural del crecimiento y decadencia inherente a la vida.

El japandi toma lo mejor del escandivo y lo combina a la perfección con detalles de la decoración japonesa. Ambas culturas, tienen una estética similar basadas en una apreciación silenciosa de los simple y bello, con orígenes étnicos .

A continuación, te damos una guía práctica para reconocer y aplicar esta tendencia en tu casa.

 

Espacios japandi:  simpleza, calidez y minimalismo

El estilo japandi se caracteriza por espacios interiores limpios, con el minimalismo como protagonista, pero sin dejar de lado la calidez.

Con reminiscencias de la decoración zen, busca paz y armonía en los ambientes huyendo de los espacios recargados de elementos innecesarios.

Pocos adornos, en ambientes donde cada objeto tiene una funcionalidad.

En la decoración priman las piezas artesanales, las texturas y los materiales nobles.

Líneas limpias, muebles de madera  clara, sillas de fibras naturales, telas rústicas como el lino y tejidos, adornos en cerámica, piedra o bambú son los materiales por excelencia.

El toque verde no puede faltar: enormes hojas , plantas de interior y enredaderas son el toque final de cualquier ambiente protagonizado por este estilo.

 

La paleta de colores

Sin duda los colores cálidos y neutros forman la base de cada interior de estilo japandi . Corriéndose del total white que propone el escandivo, este estilo funciona con tonos apagados, naturales y empolvados: el marrón y beige son los protagonistas indiscutidos.

También se anima a sumar tonos más frescos de rosa, verde y azul, combinados siempre con detalles de madera y decoración en tonos empolvados y terrosos.

Del escandinavo, toma la paleta de los rosas y el azul suave, como también el gris;  sin embargo, hay diferencias sutiles como la introducción de los verdes menta y esmeralda y  colores marinos más profundos.

En cuanto al color de los muebles, el estilo japandi toma los tonos oscuros (inspirados en los interiores de las casas tradicionales japonesas) y los combina con los tonos claros característicos del roble que se encuentra en el escandinavo

Para acertar la paleta de colores, la manera más simple es decorar desde lo más grande hacia lo más pequeño. Paredes y pisos blancos o beige; uebles en madera de tonos claros, beige o gris, tejidos en tonos arena y el toque de color a traves de los adornos.

El japandi, es sin duda la evolución del diseño: simple, bello y funcional. ¡Animate a probarlo en tu casa!

 

Por: Lucía Quiroga

 

 

 


Título

En aprobación